FP Unlimited Basketball vuelve a reinventarse

La academia de Ferran Pizcueta crea un nuevo programa de jornadas online

Ante el parón de las competiciones y entrenamientos, en el que se ha visto envuelto todo el baloncesto no profesional de nuestra comunidad, FP Unlimited Basketball continua en su empeño por sobreponerse. Iniciar un proyecto siempre es complicado, pero si a ello le sumamos todas las limitaciones y complicaciones derivadas de esta pandemia; todavía se hace más difícil llevarlo a cabo.

Desde que el técnico valenciano, Ferran Pizcueta, sin ningún tipo de ayuda económica pública o privada, se lanzara a esta aventura, solo ha hecho que adelantarse a los acontecimientos, reinventándose y adaptándose a la constante incertidumbre que provoca la situación del COVID.

Parece que su nacimiento, fue de la mano de esta desagradable pandemia. Apenas, los tres primeros meses de tregua y duro golpe con el confinamiento total. Se sobrepuso, y continuó cimentando su proyecto durante el verano, con constantes programas de entrenamientos, tecnificaciones, campus, etc€

De nuevo, está temporada, el maldito bicho solo le ha respetado un par de meses. Pero de nuevo, crece ante la adversidad y crea su nuevo programa jornadas online, de manera completamente gratuita para todos los jugadores que participan en sus tecnificaciones anuales.

Se trata de sesiones online grupales, que se realizan periódicamente, y que buscan en el baloncesto el eje transversal para el desarrollo de todas las capacidades y el crecimiento personal de los jugadores. Cada sesión consta de 3 bloques: una sección sobre valores, una sección sobre conceptos del baloncesto apoyándose en videos y juegos interactivos, y por último, una sección con tareas prácticas, enfocadas al desarrollo de habilidades perceptivo motoras que favorecen la adaptabilidad a habilidades técnicas propias de nuestro deporte.

Una fantástica iniciativa, que el fundador y director técnico de FP Unlimited Basketball reconoce ser posible «gracias a la comprensión, implicación y confianza de las familias; y la fantástica dedicación, esfuerzo y compromiso de todo el cuerpo técnico». Y apunta, «esta iniciativa es muy productiva, aunque en nuestro deseo y esperanza está el volver pronto a las pistas. Son el mejor escenario para el desarrollo emocional, motriz, social y cognitivo de todos y cada uno de los niños/as que practican cualquier deporte».